JUICIOS DE JUBILADOS: CRECEN LOS EMBARGOS CONTRA LA ANSES

JUICIOS DE JUBILADOS: CRECEN LOS EMBARGOS CONTRA LA ANSES

Lo dice Juan Fantini, juez de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social. El mayor déficit es la falta de adecuación de los haberes a las decisiones judiciales.

Por la demora de la ANSeS en el pago de las sentencias o las paga en forma parcial o no correctamente, hay un fuerte aumento de embargos de las cuentas del organismo previsional. Mediante la “ejecución forzada” de las sentencias firmes y consentidas por ANSeS hay un crecimiento exponencial de tramites en los juicios previsionales. El mayor déficit es la falta de adecuación de los haberes a las decisiones judiciales, lo cual eterniza el proceso de ejecución de sentencias.

Así le dijo a Clarín, Juan Fantini, juez de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social, quien, de todos modos, aclaró que una vez que el jubilado obtiene una sentencia firme, lo cual puede demorar varios años, durante el juicio por ejecución de sentencias se observa que entre 8 y 16 meses pueden llegar a transcurrir hasta que el jubilado tenga acreditado parte o todo lo que le corresponde en su cuenta bancaria. A su vez, por esta demora, y dado los elevados índices inflacionarios, el jubilado se ve expuesto a sufrir las consecuencias de la inflación por los meses de demora.

Fantini agregó que “cuando el jubilado obtiene una sentencia no se le da respuesta a todos sus reclamos lo cual obliga a que, mientras se persigue el cumplimiento de la parte firme de la sentencia, deba motorizar y llevar adelante la sustanciación y resolución de cuestiones que han quedado pendientes, aún a pesar de los varios años de tramitación de la causa”.

Según la ley previsional, las sentencias firmes deben ser canceladas dentro de los 120 días (art.22 de la ley 24.463). Eso incluye el pago de la retroactividad desde dos años anteriores al reclamo administrativo que diera lugar al inicio del juicio y el reajuste de los haberes corrientes.

Pero eso no se cumple porque ANSeS abona todos los años la partida que marca el Presupuesto Nacional, que alcanzaba a unas 35.000/40.000 sentencias. Y el stock no se reduce porque ingresan nuevos juicios y los abogados de esos jubilados consideran que en muchos casos el pago de la sentencia está mal liquidado, vuelven a litigar.

A su vez, la poda o licuadora también llegó a los pagos de las sentencias firmes de los jubilados, pensionados y Retiros y pensiones de las FF.AA. y de Seguridad. El Presupuesto para el pago de sentencias de la ANSeS tiene asignado este año, con las modificaciones realizadas hasta ahora, una partida de $ 116.479 millones versus 63.978 millones de pesos ejecutados en 2023, según los datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC).

De no mediar nuevos refuerzos presupuestarios, equivale a una reducción en términos reales del 40% descontando para este año una inflación del 200%, según el REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado) que difunde el Banco Central.

Según la abogada Andrea Falcone, el procedimiento y los tiempos son;

  • Se inicia el reclamo administrativo ante ANSES, que es denegado en todos los casos (demora entre 1 y 6 meses)
  • Se inicia la etapa judicial. Recorre primera instancia entre 9 y 14 meses.
  • Se apela a Cámara en casi todos los casos y allí transita unos 12 a 24 meses.
  • Allí en términos generales queda firme la sentencia porque, salvo excepciones donde se eleva a la Corte Suprema, los casos se suelen resolver definitivamente en Cámara.
  • Una vez firme ANSES tiene unos 6 meses calendario para pagar.
  • Según nuestras estadísticas pagan en ese plazo entre el 20% y el 30% de los casos según el mes y el entre el 40% y el 50% los pagan parcialmente (con errores)
  • Si no pagan o pagan incorrectamente, hay que iniciar una ejecución de sentencia. Luego de un proceso de entre 8 y 18 meses (según el juzgado) se logra la aprobación y el embargo de esas sumas a favor del jubilado
  • A veces la ejecución dispara que ANSES pague las sentencias, a veces no, y se inicia un segundo proceso de ejecución con una nueva demora.

“Hay casos que vamos por el sexto embargo. Hemos presentado denuncias penales por incumplimiento de los deberes de funcionario público y continúan incumplidas”, dijo Falcone. Y agregó: ”Los jueces deberán tomar alguna decisión frente al organismo incumplidor serial. O seguirá tolerando que sus sentencias sean desoídas una y otra vez».

FUENTE: CLARIN.COM