JUBILADOS: TODAS LAS RESPUESTAS

JUBILADOS: TODAS LAS RESPUESTAS

Qué cambió el gobierno, de cuánto será el aumento y qué diferencias hay con las fórmulas anteriores

El Gobierno nacional anunció cambios en la fórmula de movilidad jubilatoria, que comenzará a ser actualizada por la inflación y no por la combinación entre los aumentos salariales y la recaudación de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), como ocurría hasta ahora.

¿Cuáles son los cambios que anunció el gobierno de Milei para los jubilados?

A través del Decreto N° 274/2024, dictado por el presidente Javier Milei (La Libertad Avanza) en acuerdo de ministros, las jubilaciones serán actualizadas todos los meses de acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que elabora el INDEC. Es decir que se ajustarán por inflación.

La medida dispone que los aumentos de cada mes se calcularán según el último dato de inflación disponible (de 2 meses anteriores: por ejemplo, para abril se considerará la inflación de febrero).

Como se explica en esta nota, los cambios comenzarán a aplicarse de forma plena con los haberes cobrados en julio (con la utilización del IPC de mayo). Entre abril y junio el Gobierno dispuso otorgar los aumentos por inflación más una compensación del 12,5% inicial para incorporar parte de la inflación de enero (que fue del 20,6%).

Sin embargo, en el mes de junio se pagará el aumento que resultare mayor entre el acumulado por inflación en abril, mayo y junio, y lo que correspondiera por la fórmula aprobada en marzo de 2021 (durante la gestión de Alberto Fernández -Frente de Todos-).

Por ejemplo, si al 25,7% que se pagará en abril (por la compensación y la inflación de febrero) se le sumara un hipotético aumento del 11% en mayo y un 10% en junio, esto daría un incremento acumulado a junio del 53,5% con respecto a los haberes de marzo. Si la fórmula anterior otorgara un incremento menor a ese porcentaje, el Gobierno pagará la primera suma.

Cuánto cobrará un jubilado en abril de 2024 con la nueva fórmula

En marzo de 2024, el Gobierno oficializó un aumento del 27,18% en las jubilaciones y pensiones a partir de marzo, de acuerdo con la fórmula aprobada en 2021. De esta manera, el haber mínimo pasó de $ 105.713 a $ 134.446. Además, se les otorgó a los haberes mínimos un bono de $ 70 mil, que llevó el valor de ese tipo de jubilaciones a $ 204 mil.

De acuerdo con la nueva modalidad de actualización, en abril los jubilados recibirán un incremento del 27,5% (12,5% en concepto de compensación y 13,2% por la inflación de febrero), por lo que el haber mínimo pasará a ser de $ 168.998. Si bien la administración de Javier Milei anunció que habrá un bono de $ 70 mil, aún no se conocen los detalles.

En qué otros beneficios sociales debería impactar el cambio de fórmula

De acuerdo con la Ley Nº 27.160, todas las asignaciones familiares (tanto las que reciben los trabajadores formales como la Asignación Universal por Hijo -AUH-, la asignación prenatal, la ayuda escolar y por nacimiento, entre otros) se actualizan de acuerdo con el índice de movilidad jubilatoria, ahora modificado.

Es decir que estas asignaciones también deberían recibir un incremento de acuerdo con el último dato de inflación disponible. Sin embargo, ni el DNU ni la comunicación oficial explicitan qué ocurrirá con las asignaciones familiares y la AUH.

Cuáles son los puntos no aclarados en la nueva fórmula

Como se dijo, el nuevo decreto aumenta un 27,5% los haberes del mes de abril, llevando la jubilación mínima a $ 168.998.

Pero el decreto que prorrogó en abril el pago del bono de $ 70 mil para los haberes mínimos dispuso que sólo lo cobrarán completo quienes perciban una jubilación de hasta $ 134.445, dado que ese era el monto de la mínima antes de las modificaciones aplicadas. Las jubilaciones superiores, según esta normativa, percibirán el bono hasta alcanzar un máximo de $ 204.445.

Adrián Tróccoli, abogado especializado en Seguridad Social, explicó en su cuenta de X (antes Twitter) que, de no mediar modificaciones, el bono para quienes percibirán en abril la mínima actualizada será de $ 35.447 (la diferencia hasta llegar al tope de $ 204.445).

Chequeado consultó al área de Prensa del Ministerio de Economía si estaba prevista una modificación al decreto original para actualizar los topes de cobro del bono en función de los cambios aplicados en la jubilación mínima, pero hasta la publicación de esta nota no había obtenido respuestas.

La nueva movilidad no compensa las pérdidas generadas por los gobiernos anteriores

El nuevo cálculo de movilidad jubilatoria no contempla una compensación por la pérdida del poder adquisitivo que sufrieron los haberes durante la aplicación de las 2 fórmulas anteriores (aprobadas por las gestiones de Mauricio Macri -Cambiemos- y Alberto Fernández -Frente de Todos-).

Como se explica acá, durante la gestión de Macri la jubilación cayó un 20%, mientras que en el gobierno de Fernández la caída de los haberes osciló entre el 8,6% para la mínima (bono incluido) y el 39,6% real para el resto de los haberes que no recibieron el beneficio.

Además de no considerar esta caída, la nueva fórmula tampoco tiene en cuenta el pago de bonos, para el caso de los haberes mínimos. Como se dijo más arriba, sin contar con este refuerzo, las jubilaciones hubieran caído casi un 40% real en la gestión de Fernández.

Por ende, para evitar una pérdida mayor del poder adquisitivo para los jubilados de la mínima, el Gobierno deberá seguir apelando a esta asignación discrecional de recursos.

Como se explica en esta nota, los bonos no son remunerativos (es decir, no impactan en beneficios como el aguinaldo), no se acumulan en los siguientes meses y no alcanzan a todos los beneficiarios del sistema, generando un achatamiento de la pirámide y perjudicando a quienes reciben una jubilación superior a la mínima.

Finalmente, la nueva fórmula tampoco contempla la totalidad de la inflación registrada este año, dado que frente al incremento de precios del 20,6% en enero, propone una compensación del 12,5%.

De esta forma, si se proyecta la inflación de marzo y abril según los datos del Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que publica el Banco Central, en abril las jubilaciones con los aumentos previstos serían un 5,4% inferior a las registradas en diciembre último. En el caso de la mínima, como el bono no tuvo un incremento nominal, la caída llegaría al 12,3%.

Las fórmulas anteriores aumentaron los haberes por debajo de la inflación

Como se explica en esta nota, en diciembre de 2017 la gestión de Cambiemos modificó el cálculo de la movilidad y estableció que las jubilaciones se actualizarían trimestralmente según una fórmula que tenía en cuenta la inflación y los salarios.

En tanto, en 2021 el Gobierno del Frente de Todos reemplazó la fórmula por otra que calculaba el aumento de las jubilaciones por la sumatoria del 50% del aumento trimestral en la recaudación de la ANSES y un 50% por la variación salarial del mismo período. En este último caso, se utilizan los datos del INDEC o del Ministerio de Trabajo (RIPTE), dependiendo de cuál haya sido el más alto.

De este modo, en un escenario como el actual, en que la inflación supera a los salarios, la fórmula aprobada por la gestión de Milei podría ser más beneficiosa. En un escenario opuesto -en caso de que los salarios aumenten por encima de la inflación- los haberes perderían poder adquisitivo.

Por ejemplo, si en marzo de 2018 (cuando comenzó a aplicarse la fórmula jubilatoria impulsada por la gestión de Macri) se hubiera aplicado la actual fórmula en lugar de la que votó el Congreso, los haberes jubilatorios hubieran aumentado 3.953% hasta marzo último, frente al 2.568% de incremento efectivo. De este modo, una jubilación mínima sería de $ 310.500 frente a los $ 204.400 que se cobraron en marzo (un 34% menos).

FUENTE: chequeado.com